Los estados intermedios

El pasado jueves participé en el , organizado por , con mi charla titulada “Los estados intermedios. Cómo llegar del estado actual al ideal en una transformación digital cultural”.

Llevaba muchísimo tiempo sin subirme a un escenario, así que debo dar las gracias a por invitarme junto a otros magníficos profesionales y amigos como y . Me hizo mucha ilusión reencontrarme con ellos y con otros amigos como Raquel o el presidente . Me gustó especialmente la charla de Elena Atance en la que explicó cómo aplican en Roche diferentes prácticas Lean para mejorar sus procesos y en la que, como otros, también hizo hincapié en la importancia de la cultura de la excelencia. Todo ello con un sorprendente (al menos para mí) gracejo castellano (¿oxímoron?).

Imagino que los amigos de Tecnofor publicarán pronto los videos que se grabaron de todas las charlas, pero de momento haré un breve resumen de las ideas principales de mi charla.

La charla se origina en este tweet de (CEO de Tecnofor) sobre ciertos dogmatismos en las transformaciones organizacionales.

Esta queja de Pablo me hizo pensar en la manera en la que solemos abordar esto que damos en llamar transformación digital, que tiene mucho más que ver con los procesos, la organización y, sobre todo, la manera de tomar decisiones, es decir, como bien explica en su último podcast de “En el mundo real”, la transformación digital es más una transformación cultural que una simple digitalización de lo que ya se hace en las empresas.

Así pues, comencé a pensar en cómo distinguir esos “estados intermedios imperfectos” y cómo podemos manejarlos desde un punto de vista agilista, compatible con el dogma. 😉

Estados intermedios imperfectos

Una transformación digital se suele abordar mediante un plan que visualiza un estado ideal y unos estados intermedios por los que se deberá pasar durante el proceso de cambio. Pablo Grueso hizo referencia en la charla que justo me precedía a la metáfora de que otras veces he referido, la del cañón y el misil teledirigido, en la que se distingue entre los enfoques predictivo y adaptativo (ágil). Es típico abordar las transformaciones organizacionales con un plan predictivo en vez de con uno adaptativo. Eso provoca:

  • que nos atasquemos en algún paso intermedio de nuestro plan y nunca lleguemos al estado final ideal,
  • que tardemos mucho más en alcanzarlos de lo que habíamos previsto,
  • que lleguemos a alguno de estos estados intermedios y no avancemos porque “ya es suficiente”.

Pero de entre todos los defectos de este enfoque predictivo, el mayor es que nos muy posiblemente nos estaremos perdiendo pasar por algunos estados intermedios que, si bien son imperfectos, nos permiten descubrir otros estados que igual nunca podríamos haber imaginado.

Implantar vs descubrir

Tenemos entonces que nos suelen pedir que implantemos una serie de cambios que nos lleven desde un estado actual a otro final ideal, es decir, que sigamos un enfoque predictivo, pero sentimos que deberíamos estar descubriendo cuáles son esos estados intermedios. “Descubrir” nos invita a explorar, experimentar y emplear el método científico. No es de extrañar que en la caja de herramientas ágiles tengamos algo para ayudarnos con este problema: “Inspect and Adapt”, el principio ágil más poderoso de todos pues es el que nos recomienda la mejora continua.

Complicado vs complejo

Llegados a este punto necesito hacer un breve paréntesis para hablar de complejidad. En la charla he incluido un enlace a un artículo de titulado “Cynefin: la complejidad que nos rodea” que seguro que te ayuda si es que no has leído antes sobre este tema.

Llamamos problemas complicados a esos en los que todos los expertos, después de un estudio del sistema, están de acuerdo en cuál es la solución. Sin embargo, llamamos problemas complejos a esos en los que los estudios y las opiniones de expertos no son concluyentes porque no son evidentes las relaciones entre las causas y los efectos de lo que observamos. Aquello que funcionó en un lugar bien podría no funcionar en otro.

Una implantación es un problema complicado, por ello un plan predictivo puede servirnos. Sin embargo, una transformación organizacional es un problema complejo, por lo que necesitamos un enfoque diferente, que nos permita ir descubriendo qué relaciones hay entre los diferentes elementos del sistema en el que estamos interviniendo.

Toyota Improvement Kata

Ya he nombrado esta técnica en un artículo anterior. El superpoder de la Toyota Kata está en el título de la presentación de (que por cierto explica la técnica muy muy bien). Toyota Kata nos permite adquirir el hábito de la mejora continua.

Además, ya lo he citado en otro artículo, pero creo que también merece la pena que eches un vistazo a la historia en primera persona de en la que explica cómo aplicó Toyota Improvement Kata en eDreams Odigeo. Peter acompañó a un manager en el descubrimiento de los estados intermedios que les permitirían pasar de una entrega a producción a la semana y que tardaba más de 24 h (estado actual) a poder entregar a discreción en menos de 15 minutos (estado ideal).

Conclusiones

Creo que podríamos concluir con estos razonamientos encadenados:

  • La transformación digital es un problema complejo; lo que funciona en un contexto, no siempre funciona en otro.
  • Los problemas complejos requieren de un enfoque experimental.
  • Toyota Improvement Kata nos permite abordar problemas complejos con un enfoque experimental.
  • La mejora continua es un estado en sí mismo, por tanto no hay un estado ideal sino que todos son estados intermedios.
  • La transformación digital se basa en la mejora continua, por tanto, requiere que las personas acepten el cambio como algo normal, es decir, requiere de un cambio de mentalidad y hábitos a todos los niveles.

Pero si te tienes que quedar con algún mensaje, me gustaría que fuera con que, en mi opinión, deberíamos dejar de esperar a que nos den las recetas para el cambio y nos comencemos a acostumbrar a escribir las nuestras propias. Éste es el primer cambio de mentalidad que nos permitirá manejarnos con soltura entre los estados intermedios (perfectos o imperfectos). Debemos acostumbrarnos a estar cómodos en lo incómodo.

 

Las charlas del evento se grabaron, así que cuando Tecnofor las publique, actualizaré este artículo y avisaré por Twitter y LinkedIn. Sígueme y así estarás informado enseguida.

ACTUALIZACIÓN: Aquí está el video prometido. Gracias a por ello.

LA FOTO: Gracias a por la foto.