Mi AOS2019

Tiempo aproximado: 6 min.

Últimamente ando muy liado en y me cuesta acercarme al blog. Por un lado estoy aprendiendo a ser un intraemprendedor con el «Plan de Dominación Mundial (Título Provisional)», el cuál ya estamos arrancando internamente y del que estamos aprendiendo muchísimo. Por otro lado, estoy involucrado en la contratación de agilistas como parte del negocio habitual de la unidad a la que pertenezco (IT Consulting). Y para colmo hace algo más de una semana asistí al AOS2019.

El primer día

Como siempre, los AOS (Agile Open Spain) son para mí una oportunidad para tomarle el pulso a «la comunidad agilista» y, sobre todo, para reconectar en persona con amigos que he ido haciendo durante estos últimos años con el agilismo como excusa. Este año, además, la cita era en Bilbao, así que no me quedaba más remedio que asistir. 🙂

Casualmente coincidí con en el aeropuerto y nos echamos unas risas comprobando que ahora (más o menos) somos competencia. Él en Everis y yo en Minsait, estamos trabajando para construir propuestas de valor que realmente cambien el escenario Agile en las grandes corporaciones. Como él dice:

Cada vez más voy a los openspace en modo «abeja» o incluso «mariposa». En la primera media jornada me interesaron las siguientes charlas propuestas:

Contratos ágiles

Es un tema muy recurrente y que me aburrió enseguida porque me temo que seguimos pensando que las partes de esos contratos sólo son dos: el que contrata y el que provee el servicio. Vemos a «compras» como el enemigo, cuando simplemente están tratando de proteger a la empresa que contrata de «cosas que pasan» con los proveedores. Cuando hablamos de poco dinero, casi todo se arregla hablando, pero cuando hablamos de una organización grande y compleja, y le sumas el efecto de manejar mucho dinero, ya me dirás cómo respondes ante escenarios no tan raros como que las personas clave para el éxito del proyecto se van de la compañía y el proveedor no puede dar el servicio comprometido.

Llevo oyendo hablar de contratos ágiles desde 2008, antes incluso del primer AOS.

Si no encontramos la fórmula no es por una cuestión legal sino porque seguimos sin cambiar la manera de colaborar. Miramos a donde no es. Deberíamos ver el sistema completo, no a nuestros ombligos. Lo que pasa es que eso nos dificulta el opinar con conocimiento de causa.

Cultura DevOps

Esta charla que propuso me pareció interesante por varias razones: porque el título atrajo a gente no técnica, porque alguna gente no técnica se sintió excluída por nuestro vocabulario, y porque no fue una de las charlas que más atención atrajo.

Me gustó mucho el planteamiento de Edu al explicar que DevOps surge de la adaptación de Agile a los nuevos tiempos. Así, el despliegue de software a finales del siglo XX (que es cuando surgen los métodos ágiles) se hacía mediante CDs o tecnologías similares, mientras que ahora ya podemos entregar las funcionalidades recién creadas inmediatamente a los usuarios: lo que conocemos como Continuous Delivery, que curiosamente comparte anagrama con el Compact Disc 🙂

La posibilidad técnica de entregar inmediatamente lo que acabamos de desarrollar nos empuja a colaborar entre los silos tradicionales que se encargaban de construir el producto por un lado y de ponerlo a disposición de los usuarios por otro. Los requisitos de seguridad, de chequeo de salud y de obtención de feedback de uso del producto en tiempo real deben ahora tenerse en cuenta como parte de las conversaciones que suceden a la hora de diseñar las funcionalidades que luego desarrollaremos.

Como dijo alguien en esta sesión:

«DevOps no es más que Agile bien hecho».

La cena y tal

El «networking» es uno de los atractivos del AOS. Si quieres se produce todo el rato. El que quiere hablar de negocios, habla de negocios. El que quiere hablar de la familia, habla de la familia. El que quiere interrumpir la conversación de alguien, la interrumpe. El que se quiere ir aparte para charlar, pues también lo hace. El que se quiere volver al hotel pronto, también. El que quiere alargar la noche, la alarga…

En fin, que la cena es una excusa como otra cualquiera para charlar con viejos y nuevos amigos.

El segundo día

Sigo pensando que esto de votar en los openspace es innecesario, especialmente con un espacio como el que teníamos. Por cierto, ole a la organización por su foco en los asistentes y en reaccionar rápidamente. Todo un ejemplo.

Creo que ya lo he dicho, pero me encanta ir de charla en charla sin detenerme demasiado, salvo que capten mucho mi atención. Por la mañana, estuve en alguna charla, pero creo que gran parte del tiempo estuve charlando por los pasillos y pululando por ahí. Tengo notas de muy pocas.

Agilismo y cuenta de resultados

Creo que es obvio que cada vez hay más gente tratando de hacer funcionar Agile (y sus diferentes «sabores») en entornos donde los resultados empresariales son clave. Mientras te encuentras en un entorno del tipo «cliente – proveedor» o del tipo «equipo que desarrolla un trozo de un producto», todo es «fácil». Por eso, cada vez más es necesario ser capaz de hablar en términos de estrategia de desarrollo de negocio o de inversión en una transformación organizacional.

La verdad, no me llevé nada nuevo de esta charla salvo el convencimiento de que hay demasiada gente asesorando (o pretendiendo asesorar) sin los conocimientos necesarios para ello. Imagino que es cuestión de tiempo que los roles adecuados en las grandes organizaciones (CFOs y similares) adquieran los conocimientos y experiencia necesarios para retarnos adecuadamente. Yo aspiro a ello con nuestro «Plan de Dominación Mundial (Título Provisional)».

¿Por qué nos olvidamos de XP?

Ya en la CAS2011 tuvimos a dando una keynote justo sobre esto.

Como con otras tantas cosas, si seguimos haciéndonos esa pregunta es porque estamos mirando con los ojos que no son.

(Por cierto, buscando el video de la keynote de , que no ha sido fácil, he encontrado todos los de CAS2011. Es curioso ver de qué hablábamos hace 8 años).

Descanso para comer: la comunidad

Para mí, esto es «la comunidad». Gente que comparte. Cada uno lo que quiere y como quiere.

Wardley Maps

, y otros más me insistieron en, como sucedió el año pasado con la de , proponer algo de lo que apenas conozco la superficie pero que me parece interesantísimo: los . En realidad esta sesión no obtuvo casi ningún voto, pero como en los openspace sucede lo único que puede suceder… pues resultó que a varios nos encajó hablar de ello y buscamos un hueco.

Como seguramente de ahí no se entiende nada, voy a tratar de incluir un par de enlaces que puedan ayudarte a tirar del hilo, si es que te interesa.

ha creado una técnica llamada Wardley Maps para ayudar a describir la evolución de los componentes de una cadena de valor. En Medium y en Leanpub tienes un material estupendo para empezar con los Wardley maps. Yo también he hecho este curso, que además te da acceso a una comunidad de practicantes.

Citamos habitualmente esta charla de porque es muy interesante e ilustrativa de cómo los Wardley maps pueden ayudarnos a decidir una estrategia de cambio y porque es el único video que conozco en español sobre este asunto. 🙂

Bueno, Alejandro repitió esa charla en CAS2018 pero creo que la entrevista estuvo mejor que la charla, por eso siempre reseño la anterior. 😉

Mindfulless Scalation Holistic

Éste fue un momento muy bizarro que no recuerdo del todo bien cómo comenzó, pero creo que la expresión «una cosa llevó a la otra» sería un buen resumen.

tuvo a bien añadir un «PARODIA» al título de la sesión en el tablero, aunque creo que llegamos tarde porque alguna persona se sintió molesta por el cachondeo. Mi opinión al respecto es que respeto el enfoque del mindfulness pero, como con otras tantas cosas, cuando empleamos técnicas sin dominarlas, a veces hacemos más mal que bien.

Estoy convencido de que un poco de autocrítica desde el humor no hace daño a nadie, pero pido disculpas a quien se pudiera haber sentido ofendido. Aunque disculparse es hacer…

Post-AOS

El post-evento es siempre muy importante. Esas conversaciones que se producen para resumir, o para despedirse, o para quedar y continuar la conversación… Muchas de ellas son impagables. Bueno, la mía fue una cena con unos amigos en un buen restaurante de Bilbao y me salió por un buen pico. Eso sí, la conversación fue interesantísima.

Al día siguiente me quedé en Bilbao y, no sólo las conversaciones y la comida fueron interesantes, también fueron divertidas y emotivas.

Además, por suerte, me traje algo de abrigo porque el descenso térmico fue significativo.


Siento mucho si esta entrada parece algo descuidada. Le he dedicado poco tiempo porque, como ya explico al principio y aunque suene a excusa, necesito dedicarle mucha más atención a otros asuntos. Aun así, espero que te haya resultado útil/interesante. No olvides compartirlo. 😉