Mis propuestas para CAS2018

Tiempo aproximado: 3 min.

Esta semana que viene se celebra la Conferencia Agile-Spain 2018 y yo estaré allí esta vez presentando una charla corta, “El poder de las metáforas”. Quiero aprovechar para compartir el resto de propuestas que hice por si a alguien le interesa comentar sobre ellas en los pasillos. 

El poder de las metáforas

En una linea: con esta charla pretendo compartir el enorme poder que tienen las metáforas cuando las usamos deliberadamente.

Para ello, además de hacer un repaso muy rápido (apenas tengo 15 min) por muchas metáforas que usamos diariamente casi sin darnos cuenta, quiero mostrar el impacto transformador que he podido provocar en diversos contextos utilizando deliberadamente este poder que nos dan las metáforas.

Puedes encontrar una descripción más elaborada de la charla en la agenda de la conferencia. Por cierto, si tienes claro que vas a asistir, ayuda a la organización votando aquí, de esa manera podrán dedicar salas más grandes para las charlas a las que se esperan más asistentes.

Los estados intermedios: cómo llegar del estado actual al ideal en una transformación digital

Una transformación digital se suele abordar mediante un plan que visualiza un estado ideal y unos estados intermedios por los que la organización deberá pasar durante el proceso de cambio. Es típico abordar este proceso con un plan predictivo en vez de con uno adaptativo. Lo que quiero compartir es que, para este tipo de problemas, el enfoque adecuado es el experimental y que hay marcos de trabajo más adecuados, como Toyota Kata.

Esta charla ya la he presentado en un evento hace unos meses y escribí un resumen en mi blog (incluye video y slides) y aunque no pretendía hacer la presentación idéntica, te puedes hacer una idea de lo que pretendía transmitir.

Lee  mi artículo sobre “Los estados intermedios”

Aquí puedes encontrar el texto que empleé para la propuesta, por si aporta más detalles.

Visualizar una transformación ágil

Dice Howard Gardner que el ser humano tiene 8 tipos de inteligencia y que una de ellas está relacionada con nuestra capacidad para representar e interpretar ideas visualmente. Bueno, no sé, pero yo no entiendo nada cuando miro a una hoja de cálculo con cientos de filas representando las dependencias planificadas en este trimestre por los ciento y pico de equipos involucrados en un gran portfolio de proyectos con el que estoy trabajando actualmente. En cambio, cuando los he representado gráficamente, relaciones de las que no era consciente hasta ese momento han aparecido delante de mí claros como el agua. Necesitaba verlo para entenderlo.

En esta charla quería compartir algunas gráficas basadas en datos que he usado para ayudar en la transformación ágil de un portfolio de cientos de proyectos, a qué tipo de conclusiones hemos llegado a partir de esas gráficas y qué acciones hemos tomado a partir de las mismas. Alguna de esas gráficas las he ido compartiendo en twitter a lo largo de estos últimos meses.

Aquí la descripción más larga enviada a la organización.

Priorizar mirando el coste de retraso

Vale, ya me he convencido de que estimar la duración de un proyecto es un gran desperdicio y de que hay alternativas para responder a la pregunta de “para cuándo estará”. Sin embargo, aún tengo una pregunta que responder: ¿qué debo hacer primero? ¿y qué debo hacer después? Es decir, ¿qué es prioritario en mi backlog?

Está claro que hay cosas que no pueden esperar, pero otras, si esperamos demasiado, puede que ya sea tarde. En esta charla pretendía explicar qué es el coste de retraso y cómo podemos utilizarlo para priorizar un backlog, tanto si hacemos Scrum como si hacemos Kanban.

Aquí puedes encontrar el texto que empleé para la propuesta, por si aporta más detalles.

Por cierto, en el podcast número 18 de (“En El Mundo Real”), durante la entrevista a dedicada a la agilidad en los negocios, Jaume explica muy bien qué es el coste de retraso. Si tienes curiosidad en por qué Jaume dice Cost of Delay en vez de Coste de Retraso, es porque en inglés también existe el Delay Cost, que al español lo traduciríamos igual. explica aquí la diferencia.


Nos vemos en Alicante muy pronto. 🙂