Reflexionar en voz alta

Ya sé lo que dice la ley sobre la “jornada de reflexión”, pero también sé lo que me dice el corazón: que mañana será una oportunidad para cambiar las cosas como no hemos tenido ni tendremos en mucho tiempo. Por éso, quiero volver a traer un par de entradas que escribí hace bastante y que hoy resonaban con especial fuerza en mi memoria.

Otpor! era un grito de libertad y un reconocimiento público de que vivimos en un mundo nuevo, con nuevas reglas, en el que es virtualmente imposible callar a la gente. Para bien o para mal. Bueno, siempre para bien.

somosmas

La otra entrada trataba sobre una manifestación histórica en la que muchos españoles no sólo nos manifestamos en ese mundo virtual de los blogs y las redes sociales sino que salimos a la calle, a decir al poder establecido que éramos reales y estábamos dispuestos a desalojarlos de nuestras instituciones y ponerlos a nuestro servicio.

Mañana será otro hito importante en este proceso histórico. Podemos formar parte de él o quedarnos en la barrera. Es la decisión de cada cuál. ¡Faltaría más! Yo tengo claro cuál quiero que sea mi papel.

Te dejo con esta breve pero preciosa historia que creo que resume lo que siento hoy. Mañana comienza un tiempo nuevo. Para bien o para mal. Bueno, siempre para bien. 🙂