Ocurrencia: Hangout sobre tarifas

En las últimas semanas he observado un par de tendencias interesantes a mi alrededor.

Por un lado, el uso de Google Hangout “On Air” para compartir dudas, inquietudes, conocimiento… como los de Agile-Spain, los de sobre educación, los más tecnológicos como el curso de desarrollo web de o el de programación Android de o los ya más veteranos de desarrolloweb. Y seguro que hay muchos más. Desde luego, estoy seguro de que poco a poco iremos encontrando la manera de que todos estos contenidos, algunos de muchísimo valor, vayan quedando bien ordenados para un consumo más estructurado, pero no va por ahí mi ocurrencia.

Por otro lado, en su artículo titulado “¿Puedo ayudarte?” o yo mismo anunciando mi “plan de ataque” o mi porfolio de servicios explicando nuestras tarifas hemos provocado ciertas reacciones de admiración como los que se leen en los comentarios o en twitter:

Tampoco hay que olvidar artículos como el de sobre el coste de un producto o un servicio, alguno que no consigo encontrar de de su iniciativa o este último de sobre el precio de los eventos. O, por supuesto, el de sobre qué es aportar valor como programador o el de titulado “¿Por qué mi empresa no es hacer dinero?”. Todos ellos de alguna manera alineados sobre el valor de hacer más visible el valor y los costes en los que todos incurrimos al realizar actividades profesionales.

Además, en los últimos días también he recibido una convocatoria de para organizar en Zaragoza un openspace (o algo) para hablar sobre todos los temas que suelen preocupar a los que trabajamos como consultores independientes, tales como maneras de colaborar (o co-operar, como dice Marc), modelos de tarificación, etc. Pero la puntilla que ha despertado esta última ocurrencia ha sido el comentario de en el que me empujaba a aclarar conceptos sobre mi Plan de Ataque. Así, he pensado que estaría bien convocar un hangout para hablar de estos temas.

¿Qué tal os viene el miércoles 6 de febrero a las 21:30? Sobre las 21:00 publicaré por twitter el URL del hangout para que podais participar y del video en Youtube para que lo podáis seguir online. Posteriormente actualizaré esta entrada para que quede al menos quede el video enlazado.

Actualización
El video en YouTube. Gracias a , , , , y por sus valiosas aportaciones y a por la difusión en “Adictos al Trabajo”

  • En nuestro caso es simple, el precio “default” es 500€/día o 2000€/semana si no será algo muy puntual.
    Un spike de 2 días son 3000€, pero solo pagarás el 50% si al final decides que no quieres trabajar con nosotros.
    Lo complicado es saber de que es capaz de hacer cada uno en ese tiempo.

  • El artículo de David al que te refieres puede ser este? http://www.bonillaware.com/weareatwar

    • Ése es uno de ellos. Había otro sobre organización de eventos y el coste de montar un streaming decente. Pero también están la serie en la que desnuda las interioridades de @MilanDopico. Creo que damos poco valor a la iniciativa #weareatwar. Por ejemplo, a mí se me ha olvidado etiquetarla en el blog. FIXED.

  • Hola José Manuel:

    Me apunto y espero que German asista para preguntarle por esos precios que indica.

    Un saludo

  • JuanJo

    Es un tema muy interesante, agendado :))

  • Es un tema muy interesante aunque no creo que pueda participar. Enhorabuena por la iniciativa

  • carlosble

    Buena iniciativa! Si tengo disponibilidad me pasare 😉

  • ¡Enhorabuena! Jose por tu hangout, creo que estuvo genial.

    Primero y antes de comentar nada me llamo Pablo y soy Desarrollador por cuenta ajena con 13 años de experiencia, vamos un viejuno en esto del desarrollo 😉

    No soy consultor autónomo ni programador freelance, así que la charla en principio no iba mucho con mi perfil, pero a medida que fue avanzando empece a detectar experiencias e ideas que se podrían extrapolar a un desarrollador por cuenta ajena, me explico, Me encontrado muchas veces en entrevistas de trabajo con la típica pregunta trampa: “¿Cual es tu salario?”. Me refiero a pregunta trampa porque lo único que buscan es a ver si estas dentro de sus limites o dentro del mercado y hacer un filtro.

    En ese momento fue donde todo empezó a encajarme, y vuestras dudas se me plantearon a mi también ¿Cuanto valor aportaría a la empresa? ¿cuanto vale mi hora de trabajo?

    Todo esto me ha dado mucho que pensar. Creo que voy a cambiar mi enfoque a la hora de enfrentarme a esa pregunta.

    De nuevo gracias Jose, @alembjava, @CalvoConBarba, @GermanDZ, @Cramtirolf, @Xav1uzz y @saketbivalkar

  • Pepe Doval

    Hola, JM, lamento no haber podido asistir en directo, pero ahora que ya he visto el vídeo, ahí va mi granito de arena.

    Vaya por delante que mi opinión actualmente es un poco extrema, basándome en mi concepción del dinero. Para mí el concepto de “precio” es el de una cantidad arbitraria fijada por ambas partes y el concepto de “precio injusto” es tan arbitrario como ello. Por eso, lo que trato de probar ahora es un enfoque de tarificación de mínimo-máximo como el tuyo, pero para mí lo que tiene sentido es que yo (proveedor) establezca el mínimo y el cliente fije el máximo, y eso de antemano, porque entiendo que puede variar sobre la marcha. Respecto al concepto de “justicia” yo la entiendo como aquello con lo que todos podemos dormir. Por ejemplo, si un cliente me paga más de lo que yo considero justo eso me quita el sueño (entre comillas, ya que yo duermo muy bien) y probablemente yo haré algo por él posteriormente (“for free”), cosa que no tiene nada que ver con el dinero. Quiero pensar que al cliente le pasa algo similar cuando siente que me paga poco. Y el hecho de que podamos sentirnos ambos en deuda no lo contemplo como un escenario malo, todo lo contrario, para mí es un win-win que hagamos cosas por el otro sin pensar en el dinero.

    Explicada mi concepción, voy a tratar de comentar lo que para mí son los highlights del hangout bajo mi prisma:

    * Los “puntos de dedicación” de Xavi me parecen una mentira genial (vaaale, una abstracción genial), útil para casos en los que el cliente no puede llegar a comprender conceptos como la diferencia entre tiempo y dedicación. Que puedan variar cada semana y que el cliente lo entienda es similar a un convencimiento que tengo: si llegamos a un acuerdo con el cliente de que cobra por valor o por dedicación, nuestra tarifa debería ser variable en el tiempo! ¿O es que somos máquinas?

    * Respecto a las inceptions o planes de ataque como medio para juntar a todos en el mismo barco (definir objetivos comunes). Pienso que si hay una dificultad en las percepciones del cliente, esto debería ser atacado en la inception. Es decir, en la lista de “qué problemas vamos a resolver juntos” bien podríais proponer al cliente el de “tú no tienes ni idea de cuánto pagarme”. Esto, por supuesto, solo si realmente es un problema para vosotros, que entiendo que por el planteamiento inicial del hangout lo es.

    * Respecto al problema de definir un MVP de una consultoría o formación. En general estoy de acuerdo con el criterio de Germán, de que si te contratan será para “algo” y ese algo es el goal. Claro que si es el caso de que te contratan porque TU les convences de que te necesitan, entonces, al margen de lo evil que ello sea, evidentemente es TU responsabilidad definir esa necesidad a satisfacer (= goal). Separaría bien ambos casos, porque si te contratan sin que tú les convenzas estará más de su lado contarte para qué te quieren contratar. Por otro lado, ni siquiera algo más “humoso” en plan “te contrato porque me molas para que hagas lo que te dé la gana” sería incompatible con unos objetivos definidos.

    * Respecto al timebox de la consultoría, a fin de no perpetuarla, me gustó el approach ágil de Saket. ¿Por qué fijas 3 meses de antemano cuando aún no sabes el ritmo que tendrás? ¿Qué pasa si a posteriori descubres que justo lo mejor resultarían ser 3 meses y medio? El approach ágil de iteraciones de consultoría te permite redefinir tu consultoría (objetivos, tarifa, dedicación, …). ¿Por qué siendo “agilista” vas a definir tu consultoría up-front?

    Por último, me habría gustado poner sobre la mesa alguna cuestión, que supongo que podríamos plantear en otro hangout, sobre todo en relación al objetivo, para mí arbitrario, de fijar un precio. ¿Por qué poner un precio? ¿Por qué no en lugar de ello poner unas bases sobre las que trabajar, algo que deje dormir a todos bien? ¿O es que un acuerdo debe ser solo una cuestión de dinero? O por llegar a una postura intermedia: el “precio” podría ir variando en cada ciclo, ¿no?

    En mi equipo, y supongo que en los vuestros también, el dinero solo es una de las diversas “preguntas difíciles” que nos hacemos antes de embarcarnos en un proyecto. Preguntas del estilo “¿nos gusta el proyecto?”, “¿conocemos suficiente al cliente?” o “¿cómo es la comunicación con el cliente?”. Evidentemente esto depende de la filosofía de cada uno, y los habrá que tengan otros valores/preguntas, pero por qué centrarse tanto en el dinero y fijar un precio, cuando en los demás parámetros (comunicación, satisfacción, …) somos más flexibles. Para mí lo más importante no es encontrar “la tarifa más justa”, sino el acuerdo más justo, aquello que deja a todos dormir más tranquilos. Y la base de todo ello es la sinceridad. Ejemplo: si mi filosofía es la de crear escuela, captar talento y dar formación para ello, cuando me venga una gran-consultora a preguntar mi tarifa, yo le diré, con sinceridad, que no creo en su modelo, pero ya que eres grande y el dinero que tienes me viene bien para financiar mis cosas que sí me gustan, voy a sacarte el dinero y formaré a tus empleados por una tarifa más cara de la que formaría a otra gente. Y ambas partes dormiremos bien, porque aún así seguro que estoy “en precio” 😉

    Un abrazo y disculpas por la extensión.