Nuevo proyecto, nueva vida

Tiempo aproximado: 2 min.

Hoy (ayer en realidad) acabo de comenzar en un nuevo proyecto. Hace muy poco he fichado por Kotasoft y hemos estado tratando de hacernos con la dirección de un proyecto muy interesante en el sector seguros. Bueno, en realidad, más que un proyecto es una novela negra. Inicialmente se estimó su duración en 2 meses y… llevamos 14 ya consumidos. Y lo peor es que no se tiene ni idea de cuánto más puede ser necesario. Soy el cuarto jefe de proyecto que pasa por aquí.

Je, je… hoy me han deseado “que la Fuerza te acompañe”. Le he contestado “Yo traigo la Fuerza conmigo”. ¿Demasiado optimismo? ¿Excesiva arrogancia? Puede, pero forma parte de lo que este proyecto necesita.

El equipo no es malo: no es un equipo de tigres, pero me dan buenas vibraciones. La funcionalidad a resolver no es un CRUD, pero tampoco es un cohete a la luna. Es un caso de libro para sentarse a escribir ejemplos con Fitnesse o con Concordion, pero bueno, antes que todo eso, tengo que recomponer el estado de ánimo de todos (equipo y gestores) y conseguir que todos colaboren para que el proyecto avance a un ritmo sostenible y no a empujones como hasta ahora. No será fácil, pero será una experiencia muy enriquecedora.

Ya os lo contaré más adelante. Ahora me voy a la cama porque, aunque algunos en Valladolid sigan pensando que no es una de mis actividades diarias, os puedo asegurar que sí. 🙂

Por cierto, este fin de semana estuve justamente en Valladolid practicando TDD con los chicos de  (con y como mis cicerones personales) y algunos más de #madriagil. Se me hizo corto. 🙂