Se acabó una etapa

Bueno, ayer me dieron una noticia muy triste: ya no soy empleado de DEGESYS nunca más.

Me voy a permitir darles un mensaje desde aquí a mis ya ex-compañeros (y ex-compañeras, claro):

Han sido casi dos años de aventura compartida en la que, con muchos altibajos (especialmente por mi parte), estábamos construyendo algo realmente grande. La apuesta de Carlos y el resto del equipo directivo es muy difícil (casi una locura) y necesitan de vuestra ayuda. Eso no quiere decir que les déis una carta en blanco, sino todo lo contrario. La confianza se gana (por las dos partes), pero al final, alguien tiene que hacer que las cosas sean posibles. Y esos sois vosotros.

Por favor, no os veáis como simples trabajadores porque en DEGESYS tenéis las condiciones para ser algo más: podéis ser copartícipes de una aventura extraordinaria. Dentro de unos años, cuando hayáis conseguido el sueño de construir DEGESYS, entonces miraréis atrás y veréis lo que sois ahora y lo que seréis entonces. Y podréis estar orgullosos.

He estado en varias “start-ups”, y aunque en todas siempre se me ha quedado un poquito de mi, os puedo asegurar que ésta es la que me dá más pena dejar, con diferencia. ¿En cuántas empresas que empiezan habéis podido ver una inversión tan grande y tanta paciencia hasta obtener ingresos? ¿En cuántas empresas habéis estado que tengan un Departamento de Desarrollo y donde el Proceso de Desarrollo sea tan importante como para DEGESYS? Preguntad por ahí y veréis que REALMENTE merece mucho la pena luchar por lo que podéis conseguir.

Por último, y aunque suene pedante (ya qué más dá), un único recordatorio: “la excelencia no es garantía de éxito, pero si buscáis la excelencia estaréis más cerca del éxito”.

Ánimo y muchísima suerte.

Bueno, son cosas que pasan y ahora lo que toca es mirar hacia adelante y preparar un plan.

Tagged: