TripToIceland – Día 5

Ayer fue prácticamente un día perfecto. Tras publicar la anterior entrada descubrimos que a menos de 5 metros de la puerta de nuestro alojamiento teníamos una piscina aún mejor que la de por la mañana.

Nos llevamos casi toda la noche en la piscina. Es un placer indescriptible estar calentito mientras caen copos de nieve sobre ti. Creo que nos vamos a volver adictos porque en el hotel de esta noche también tenemos la piscina geotérmica en la puerta.

Hoy ha sido más bien un día de transición, dentro de lo excepcional del viaje y sesgado por la maravillosa jornada anterior. Hemos visitado unas cascadas preciosas, viajado por los paisajes más inmensamente blancos que he visto jamás, visitado monumentos naturales de un contraste inigualable, intentado ayudar a unos turistas austríacos a cambiar la rueda de su Jeep, y finalmente comido un magnífico bacalao a las orillas del océano ártico. Ah, y también he añadido alguna foto más a mi álbum de “Fotos de gente haciendo fotos”. Como muestra, la de la portada.