Bitácora – 19 de enero de 2017

En el camino de vuelta a casa venía pensando que este ejercicio de la bitácora diaria me está ayudando a valorar mucho más lo que sucede cada día a mi alrededor, especialmente en el trabajo. Puede parecer increible, pero todos los días tengo algo que contar.

Hoy, nos ha vuelto a regalar una sesión en la que nos ha resumido no uno, sino dos libros: “Liminal Thinking” de Dave Gray y “The Responsibility Process” de Christopher Avery. Toni es un ávido lector y sus resúmenes son excelentes. Lo que más me gusta es que lo hace sin aportar su opinión. Luego, por supuesto, comentamos. Lo cuál también es muy enriquecedor.

Por la tarde, otro compañero, Héctor, nos habló de “Great Boss, Dead Boss” de Ray Immelman. Estuvo bien, hablamos del uso del “enemigo común” para unificar a una tribu y rozamos un debate muy interesante: ¿sólo se puede mejorar mediante la competición o también se puede mejorar mediante la colaboración?. ¿Tú qué opinas?

Aunque no siempre lo mejor ocurre durante estas sesiones. Por ejemplo, hoy me encantó la conversación posterior con Alberto Martín (@bertomg85), en la que hablamos sobre cuándo usar el patrón “enemigo común”, también sobre el libro “Tribal Leadership” de David Logan, e incluso sobre las narrativas que podemos provocar en el seno de los equipos, las cuales debemos ir adaptando en cada etapa de su evolución. Por cierto, creo que debería escribir sobre esto del uso de las narrativas en las transformaciones organizacionales.

Por si fuera poco, hoy Alberto también me ha enseñado cómo está trabajando las misiones de los equipos. (En eDreams ODIGEO, cada equipo tiene su propia misión con el objetivo de mejorar su foco y favorecer su autonomía). No sé si lo he dicho antes, pero me encanta trabajar con Alberto. Es muy generoso y humilde. Ojalá hubiera más gente como él.

Ah, y que no se me olvide. Hoy he tenido varias conversaciones con gente a la que estoy acompañando que me han hecho sentir muy orgulloso de ellos. Si la generosidad y el coraje que están demostrando cada día los compañeros de las apps nativas se contagia al resto de la organización, esta compañía será realmente imparable.

La semana que viene toca ir a Barcelona para, entre otras cosas, enredar con los UX. Je, je.