Metáforas para imaginar un producto

En la anterior entrada hablaba de una serie de artículos sobre metáforas. En éste pensaba ir recorriendo algunas de las que suelo emplear habitualmente, pero la casualidad ha querido que esta semana haya tenido la inmensa suerte de ayudar a los tres equipos que actualmente desarrollan las apps de eDreams OdigeO a imaginar lo que quieren que sean las apps en el futuro. Para ello diseñamos (en realidad debería decir improvisamos) un taller cuyo resultado encabeza este artículo.

El ejercicio estuvo inspirado en el ejercicio “Product Box” del Agile Inception Deck y también en esta otra técnica que aparece en la Designpedia de mis amigos de ThinkersCo. Estamos hablando de un grupo formado por las veintitantas personas, de todos los roles, que juntos desarrollan una app para Android y otra para iOS, ambas para las diferentes marcas del grupo, pero esencialmente todas son la misma. Sin embargo, no tenemos los equipos divididos por tecnología ni por marca, sino por misión. Espera a que te explique cada metáfora construída por mis compañeros y entenderás lo que quiero decir con esto.

El objetivo de este improvisado taller de design thinking era dar los primeros pasos hacia conseguir una única visión para la app del futuro. Así que nos reunimos todos y, tras un breve ejercicio de brainstorm para desatascar el espíritu creativo del grupo, les pedí que se autoorganizaran para imaginar cuatro metáforas que completaran la frase: “Quiero que mi app sea como…”. Además, les pedí que imaginaran, en la metáfora, qué o quién podrían ser los clientes y cada uno de los tres equipos.

DISCLAIMER: Sabes que normalmente no comparto el resultado de lo que trabajo internamente. En este caso hago una pequeña excepción por dos razones: porque no se trata de un resultado final, que seguramente estará muy lejos de lo que finalmente usemos, y porque estoy tan orgulloso de mis compañeros que quiero enseñarle al mundo entero el enorme potencial que tienen. Por cierto, ¿ya te he dicho que estamos contratando? (Diles que vas de mi parte) 😀

 

A continuación cada una de las metáforas.

Metáfora 1. Bar de tapas

Si nuestra app fuera un bar de tapas, uno de nuestros equipos sería el encargado de atraer al público hasta el bar, otro sería el encargado de recoger y cobrar el pedido en la barra, y el tercero sería un camarero tan amable que haría que la gente se sintiera tan a gusto que volviera de nuevo.

A este grupo le pedí que iterara un poco más y pensara en la decoración del local, sobre cómo serían los anuncios que se harían del mismo, sobre qué tipo de público tendrían, etc. El resultado fue un enriquecimiento fenomenal de la metáfora.

Metáfora 2. La familia ideal americana

Un segundo grupo imaginó que nuestra app sería una familia americana. El cliente sería uno de los miembros de la familia, cuyo hermano sabe mucho de viajes y es muy amable, el padre se encarga de la economía familiar, y la madre cuida de que lleves toda la ropa en la maleta cuando viajas.

¡Sí, estos son los que en vez de un dibujo se hicieron una foto caracterizados de familia americana!

Metáfora 3. Grupo de amigos

Todos tenemos ese amigo hipster que siempre sabe a dónde mola viajar, otro que se encarga de recoger el dinero del grupo y contratar el viaje, y otro que organiza los planes en el destino: qué visitar, qué comer, qué autobus, etc.

Esta metáfora es quizás la más cercana a los servicios que ofrecemos como agencia de viajes en Odigeo, pero éso no la hace ni más ni menos útil. Fíjate en el contraste con la siguiente.

Metáfora 4. Un coche

Si nuestra app fuera un coche, uno de nuestros equipos serían los cristales pues nos ayudan a ver el mundo y elegir qué queremos visitar. Otro de los equipos sería la llave, pues nos permite arrancar nuestra experiencia de viaje. El tercer equipo sería las ruedas, pues nos permite viajar con comodidad.

 

Lo importante de estas metáforas no es si se ajustan perfectamente al negocio sino que son una herramienta fabulosa para alinear a un grupo numeroso en muy poco tiempo. Otro beneficio del ejercicio es que fue muy divertido y sirvió también para que mucha gente saliera de su zona de confort y colaborara con otros sin asumir grandes riesgos.

Si te animas a hacer ejercicios parecidos, por favor, compártelo aquí.