Ocurrencia: cinco porqués para documentar código

Hoy os propongo otro experimento que se me ha ocurrido a partir de una pregunta iniciada en la lista de correo de :

¿Existe alguna herramienta en la que pueda documentar mi código?

Como buenos ingenieros, la mayoría de las respuestas fueron eso: respuestas, es decir, referencias al código limpio o a herramientas concretas. Yo me he atrevido a proponer un experimento para averiguar colectivamente la causa raíz que nos empuja a querer documentar nuestro código. Yo tengo mi respuesta, claro, pero me parece interesante contrastarla y enriquecerla con los puntos de vista de los demás sin que entremos en el debate de “mi respuesta es más brillante que la tuya”. Así, la ocurrencia de hoy consiste en que os preguntéis los 5-porqués y los compartáis con todos mediante comentarios en este artículo.

Para no eternizar el experimento pondremos un “timebox” (tiempo límite) de una semana a partir de hoy y entonces trataré de hacer un resumen. Claro, será mi resumen, pero para matizar siempre está la caja de comentarios ahí abajo. 😉