El programador perdido… que nunca se buscó

Vale, de acuerdo, yo también entro al trapo. El inefable Enrique Dans ha publicado un artículo titulado “El programador perdido” que ha provocado un gran revuelo entre los compañeros de profesión; y el awesómico David Bonilla le ha respondido con su habitual sinceridad, precisión y contundencia primero en la lista de correo para suscriptores (la Bonilista) y luego en abierto en su blog. Me he leido los (hasta el momento) algo más de 100 comentarios en el blog de Enrique, muchos comentarios en mi timeline de twitter referidos a la e incluso los que se han aportado en el blog de David. He tratado de compilar algunas de las contribuciones que me han parecido más interesantes (para mi) en un Storify que me he currado. Pero no voy a hacer un análisis de todo lo que se ha dicho, aunque es más que evidente que la mayoría hablamos sin datos y, por tanto, nos manejamos demasiado en el terreno de las opiniones, las suposiciones y las posiciones prefijadas. Y a riesgo de entrar en ese terreno pantanoso, me gustaría aportar mi punto de vista a la discusión porque tengo la sensación de que nos estamos quedando en el umbral y no nos atrevemos a dar el pasito que nos falta.

El programador buscado

Tanto Enrique como David resaltan un hecho incuestionable: los empresarios (ya sean startups o negocios establecidos) tienen problemas para reclutar programadores. Pero, ¿por qué tienen esos problemas?

afirma:

En España, las personas de verdad capaces de convertirse en el alma de un proyecto y transformar su esencia e ideas en código, esos participantes esenciales a los que se entregan acciones para asegurar que permanecen en él, prácticamente no existen. Pero no, no es porque se les pague poco: es que no se encuentran ni debajo de las piedras. El concepto y consideración social del programador como tal es sencillamente erróneo.

David le replicaba resaltando la falta de preparación de muchos directivos y la baja competitividad de los sueldos.

Bien, lo que define Enrique no es simplemente alguien que ejecute su trabajo con eficacia sino también alguien con una actitud emprendedora. ¿Debe todo programador ser emprendedor? ¿Cómo son los programadores en otras partes del planeta? ¿Son emprendedores? ¿En qué proporción? Una vez más… me temo que no hay datos como para mantener una discusión objetiva.

Pero no quiero discutir sobre eso porque estoy MUY de acuerdo con la afirmación de Bernardo Hernández de que en España necesitamos dejar de producir profesiones del pasado y empezar a formar en las profesiones que la realidad económica reclama para competir a nivel global. Os enlazo la entrevista que le hizo Ana Pastor en TVE porque merece mucho la pena.

Por tanto, yo parto de la base de que tanto Enrique, como David, como muchos otros que se me acercan en algunos eventos o por correo buscando un socio tecnológico para su startup o un programador para ayudarle a hacer realidad su idea de negocio, están buscando a ese tipo de profesional con aptitudes para construir un buen software, pero también una persona con una actitud emprendedora y sin mucho apego a la comodidad de un puesto “estable” (sea eso lo que sea).

Cuevas de programadores

Bien, definido entonces lo que buscamos podemos pasar a hablar de dónde encontrarlo. Que creo que es la segunda parte de la queja de Enrique en su artículo. En el Storify he incluido algunos enlaces que me pillaban cerca, pero ni mucho menos son todos los que podrían.

Supongo que Enrique ya ha descartado la manera más obvia de reclutar a programadores: buscar una empresa con un producto exitoso y bien construido y fichar a sus programadores. Esto siempre ha funcionado… aunque sea algo caro de entrada. :)

Pero vamos, Enrique, lo siento, ¿dónde buscas que no encuentras? Yo, a poco que me despiste, estoy rodeado de más TALENTO que en toda Indra junta (por poner un ejemplo cualquiera). Pero, ¡ojo!, talento con mayúsculas, no ese de cartón-piedra que hay ahora en todos los powerpoints de emprendedores. ¿Y dónde están? Pues fácil. Los programadores, hoy por hoy, están con otros programadores, hablando de cosas de programadores. A veces un poco dispersos, porque estoy seguro de que cuando Enrique define su programador ideal mete en el mismo saco a gente que nosotros podríamos matizar: expertos en UX, programadores de front-end, programadores de back-end… y eso sin entrar a hablar de la tecnología tal o cuál. Pero si estás atento, hay muchos eventos donde coinciden profesionales que saltan estos silos (“silo jumpers”) y que te pueden ayudar a encontrar a tu programador buscado.

Por ejemplo, para mi el evento más relevante es BetaBeers. Un evento muy orientado a startups y donde se congregan emprendedores técnicos y emprendedores no-técnicos. Como éste también puedes encontrar el Agile Entrepreneurship Spain, aunque de momento vienen pocos programadores. Seguro que Mario te puede explicar bien de qué va. Y si tienes la oportunidad de pasarte por uno de los encuentros del Cachirulo Valley en Zaragoza o el Cylicon Valley en Valladolid, no dejes de ir porque conocerás a muchos buenos programadores. Unos muy buenos programadores hicieron esto GRATIS para colaborar con sus amigos. Porque una clave importante para encontrar a otros programadores es la reputación.

Otra pista: eventos anuales como Codemotion (más de 1000 programadores, salas repletas de ellos, que emplean un fin de semana de su vida en atravesar media España para aprender más y ser mejor programador), los eventos de Agile-Spain, los de JavaHispano (que ya no sólo hablan de Java), Greach, la reciente UXSpain, eventos de menor audiencia pero más cercanos como el reciente BilboStack (por poner un ejemplo cercano en el tiempo) o reuniones mucho más de comunidad como los que hacemos los grupos locales de Agile-Spain en toda España, MadridJS (que por cierto están organizando una a nivel internacional), madrid.rb, los Merendojos y Katayunos que organizan por el norte, los codingdojos que se organizan por Barcelona, Valencia, Madrid, etc, etc, etc.

También tienes eventos en formato iWeeekend: un fin de semana donde se juntan emprendedores técnicos y no-técnicos para innovar y ayudarse mutuamente a darle forma a ideas que de otra manera se quedarían en un cajón junto a los pañuelos.

Vale, no todos los programadores que están en un evento de estos es “el programador buscado”, pero desde luego que tienes más posibilidades de encontrarlo ahí que en Infojobs (estadísticamente hablando).

Curioso que no haya hablado de las Universidades. Pero, honestamente, no te lo recomiendo. Y es una GRAN PENA, pero es otro problema que podremos arreglar en otro post. :)

Y finalmente, no te olvides de las empresas. Hay programadores muy buenos que no quieren trabajar para otros sino que se hacen freelance o se organizan en forma de empresas para hacer lo que les gusta: programar. Ahí también te puedo presentar a muchos: beCode, path11, 1uptalent, Gailen, LinkingPaths, Plain Concepts, Autentia… Estos programan para otros, y son (somos) una muy buena opción para esos que buscan un socio tecnológico pero apenas tienen para pagarle un par de meses de sueldo y una promesa de éxito sin fundamento (de eso ya te ha hablado Bonilla).

Así que si quieres, dímelo y te los presento: uno a uno o todos a la vez. ;)

Mi propuesta

Enrique, David, os propongo que juntemos a todos los buenos programadores que podamos y a todos los empresarios (de startup o no) que podamos y les demos tiempo para hablar entre ellos. Os propongo organizar un gran openspace donde podamos enriquecernos todos con las discusiones bien argumentadas y alejadas de dogmatismos que se producen cuando las personas se conocen y se hablan cara a cara. Me gustaría poder buscar salidas a los problemas que plantean gente como PeteteMundial en los comentarios del blog de Enrique (y también en el de David) y creo que esto ayudaría a conseguirlo.

Porque lo que pretendo es que resolvamos de una vez por todas esa brecha que tenemos entre programadores y el resto del mundo porque no es más que la manifestación de nuestro complejo de inferioridad. Nos creemos menos que otros (por las razones que sean) y por eso reaccionamos como si nos agredieran o, peor aún, como si el mundo nos debiera algo. Es una reacción natural, pero no es inteligente, porque al hacerlo nosotros mismos nos estamos separando de la solución al problema. Tenemos la obligación de acercarnos al resto del negocio del desarrollo del software. Tenemos la obligación de dar un paso adelante y ofrecernos como parte de la solución. No estoy diciendo que bajemos los precios de lo que hacemos, no estoy hablando de dinero (aunque forma parte del problema) sino de actitud. Tenemos que salir de los cubículos y relacionarnos con el resto de los implicados en el negocio del desarrollo del software. Y así, todos juntos, podremos ayudarnos a hacer que las cosas ocurran, demostrarnos a nosotros mismos que somos mejores de lo que pensabamos y tirar definitivamente ese complejo de inferioridad al cubo de la basura.

Pensad en lo que os propongo y decidme si os apetece intentarlo.

ACTUALIZACIÓN: Repasando mis notas me doy cuenta de que se me había olvidado citar una de las fuentes más valiosas para encontrar buenos programadores: Masterbranch, que curiosamente está creada por programadores españoles.

  • http://www.bonillaware.com David Bonilla

    Cada vez que oigo lo de ‘Programador Perdido’ se me viene a la cabeza esta escena: http://www.youtube.com/watch?v=Y15NnGZIBuM

    No sabes la de veces que le abre explicado eso a más de una persona de Negocio: “si de verdad consideras importante para tu negocio ir a eventos como Iniciador, por temas de networking, por la misma lógica, deberías aparecer en Betabeers y Hackathones que se hagan por tu zona“.

    Desgraciadamente, la mayoría no han pisado ninguno :(

    Yo también me siento en una Realidad Paralela donde el talento abunda… :)

    • jmbeas

      Gracias, David, entiendo que en tu metáfora el monolito representa a un programador. (Ya sabes, las metáforas…)
      En otro orden de cosas, ¿crees que Enrique se dará por aludido a lo del openspace? ¿Lo ves viable? ¿Qué crees que haría falta para congregar a empresarios y programadores? ¿Cacahuetes? ¿Buena música?

    • jmbeas

      Vaya, veo por twitter que, David, en tu metáfora el monolito representa a otro personaje. ;)

  • http://blog.semurat.es semurat

    Muy buen post, Jose. La verdad es que tanto en twitter como en la respuesta que le di a David Bonilla en su blog olvidé el punto que tú, acertadamente, señalas, y yo resumo en “¿hay programadores emprendedores?”.

    Tampoco tengo los datos suficientes para dar una respuesta con contundencia, pero sí debo señalar que de unos años para acá he conocido programadores que trabajan en sus empresas, dando soluciones a emprendedores que no tienen base técnica. También he conocido desarrolladores que están embarcados en startups y que han aprendido a ser gestores de sus empresas, además de desarrolladores. Y cada vez más gente con ganas de sacar adelante productos.

    Quizás es solo mi percepción y esté equivocado, a lo mejor esto ya existía hace más tiempo pero el mundo en que yo me movía era más cerrado y más metido dentro de consultoras donde no nos preocupábamos por nuestra profesión más allá de saber cuanto nos pagaban y quejarnos por las vacaciones o por tonterías.
    Siento no poder darte datos y números.

    Y dicho todo esto, me sigue resultando molesto que se diga que no hay buenos programadores, a lo mejor el mensaje es otro: no hay muchos programadores con ganas de emprender. Porque emprender es un riesgo, es una aventura bonita, pero difícil y complicada, y puedes darte un tortazo impresionante. ¿Cuántos quieren arriesgarse a eso? ¿Cuántos de los que están en una consultora dejarían su trabajo, sobrepagado… sí SOBREPAGADO para lo que hacen por irse a montar una empresa, pagando su cuota de autónomos, pagando el IVA de facturas que quizás aún no ha cobrado, y arriesgando sus ahorros?
    Creo que me he desviado del tema un poco, lo que quería era apoyar que, independientemente de sueldos arriba o abajo, el espíritu para emprender no es tan común dentro de nuestro sector y esa puede ser la clave y la respuesta como has señalado al poost de Enrique Dans.

    Te pongo un ejemplo real: en Wiseri montamos en la Dev Conf de Barcelona un rincón para acercar a emprendedores y desarrolladores, era un sitio bueno para juntarlos…. y creo que los desarrolladores brillaron por su ausencia. Creo que es un dato esclarecedor. Seguramente habrá otros eventos con más éxito, estaría bien saber en los Startup Weekend cuántos proyectos salen con un socio tecnológico ( no digo una empresa que los desarrolle, digo un desarrollador que se involucre en el proyecto) o en Betabeers cómo les ha ido con esa idea.

    Un saludo

    • jmbeas

      Efectivamente, Jorge, a mi también me falta ese dato que resaltas al final. ¿Cuál es la efectividad de estos eventos en cuanto a lo que afirmo en mi artículo? Igual yo mismo estoy equivocado y no son sitios más que para pasar el rato y, al final, nadie se quiere pringar. Igual tenemos que pulsar el botón de “reset”, pero mientras no haya datos me reservo el derecho a creer que de estos eventos está emergiendo la cultura que sustiuirá a la que está agonizando ahora mismo en nuestro país. Y también me reservo el derecho a creer que esa cultura será mejor. :)
      Un abrazo

      • http://blog.semurat.es semurat

        Si, coincido en que creo que algo está cambiando, pero ya sabes que los cambios a veces van más despacio de lo que nos gustaría a algunos ;)
        Con todo el ladrillo que solté antes no sé si me expliqué bien cuando dije que cada vez veo más gente interesada en cambiarlo.
        Y me canso bastante de los que sólo se centran en sueldos. Esos no aportan nada a mayores porque es el mismo discurso de toda la vida, que no digo que no sea importante, sino que no aporta a esto que se está poniendo encima de la mesa.

        Ale…si no lo decía reventaba ;)

  • http://1uptalent.com Abel Muiño

    Antes de nada, gracias por mencionar a 1upalent como una opción para encontrar programadores.

    El problema, creo, no es que no haya desarrolladores como los que Enrique busca. El problema es que no los hay libres. Y cuando eres emprendedor es dificil “robar” a gente buena de sitios establecidos. Simplemente, no se está en posición de entrar en guerra de precios.

    Por ejemplo, nosotros estuvimos intentando “pescar” a un experto en front-end y diseño. Al final, ese chico se ha paseado por todas las startups cool de Madrid, desde Youzee a Tuenti.

    Simplemente, no hay suficiente gente que merezca la pena y que quiera jugársela.

    Hay escasez. Negarlo y decir que hay mucha gente a nuestra alrededor es, en el peor caso, poco menos que mentira (casi toda esa gente está colocada y/o tiene su propio plan en marcha). Y, en el mejor caso, incitar a que las empresas que has nombrado y las que se están formando entren en luchas por retener a los pocos que hay.

    Eso no quita para que el emprendedor haga sus deberes. Si un emprendedor no encuentra (o no convence) a ese tio que necesita para programar, quizá es que su proyecto no es tan interesante como cree. Exactamente igual que cuando no encuentra la financiación que necesita.

    No sé porqué esta situación es mala… o genera tanta polémica. ¿Desde cuando lo valioso abunda y es fácil de conseguir?

    • jmbeas

      Hola Abel,

      Ya lo hablamos el otro día:

      y ya viste cómo los de Cachirulo Valley llegaron a una conclusión similar. Creo que vamos coincidiendo con que no hay muchos “programadores perdidos” pero tampoco hay muchos “emprendedores perdidos”. Lo que me reafirma en la necesidad de que busquemos maneras de:
      a) hacer que se encuentren esos pocos
      b) que haya un crecimiento sano y no especulativo de nuevos emprendedores con conocimientos técnicos

      Un abrazo y un placer compartir con vosotros, como siempre.

  • Pingback: weareatwar.blog [beta] - Duelo de Titanes ¿ Donde estan los programadores perdidos ?()

  • http://mario.thefrutos.com Mario de Frutos

    Estoy de acuerdo en que a lo que se refiere Enrique en su post es sobre la búsqueda de programadores emprendedores que no les importe arriesgar su cómoda posición actual en pos de una aventura empresarial.

    Habría que preguntarse el porqué de esta situación e intentar solventarlo. Yo pienso que una de las principales razones es que en España:

    a) No se facilita que las personas que quieran empezar algo lo tengan fácil (el ya hablado problema del IVA y las cuotas mensuales de autónomo).

    b) Falta de cultura del emprendimiento desde temprana edad. En mi caso toda mi familia ha trabajado en factorías y por inercia es a lo que siempre he tendido. Ahora mismo me doy cuenta de que ese no es mi camino pero me encuentro con la presión social del “no arriesgues” (padres, novia, entorno en general). En mi caso eso no es problema, de echo creo que mi futuro pasa por trabajar en alguna startup, pero si es un problema para mucha gente “buena”.

    Otro punto que me rechina es el termino “programador bueno”, ¿que es un programador bueno?, yo mismo como desarrollador no puedo ponerme en una escala y darme una puntuación. Tengo mis cosas buenas (conocimientos, experiencia, capacidad y ganas de aprender cosas nuevas, etc) y malas (volubilidad, complicado de motivar, etc) que me hacen único por lo que el termino “programador bueno” se me antoja muy simplista la verdad.

    Por terminar yo creo que sí que hay programadores buenos para tú proyecto, que ahora mismo están reticentes a arriesgarse por la situación actual, presión del entorno, etc. pero que con la motivación adecuada saldrán como setas :)

    • jmbeas

      Hola Mario,

      ¿Ves como habría que organizar un evento donde poner a programadores y empresarios juntos? Hay muchos términos ambiguos que usamos con facilidad y a los que otorgamos valores absolutos. Comparto tu optimismo del último párrafo.

      Un abrazo

  • http://www.criteriastudio.com Javier Rayón

    buen post, me gustaría hacer algunas anotaciones sin apuntar a nadie, simplemente como reflexión personal.

    – Primero, hay una diferencia entre ser buen programador y ser, además, buen profesional/freelance. Si a esto le sumas otras aptitudes como tener iniciativa, dominio del inglés, tener contactos, habilidades de venta o conocimientos específicos del sector donde se desarrolla el proyecto, quizá no te hagan mejor programador, pero curiosamente son el tipo de cosas con las que el empresario empatiza mejor (quizá porque de esas entiende y de tecnicismos no).
    – Segundo, respecto a “no hay programadores con ganas de emprender”, no puedo estar más en desacuerdo. Como programador freelance (al que le encanta su trabajo, por cierto), me encanta emprender, pero evidentemente ya corro riesgos con mi trabajo como para además querer asumir los riesgos de otro. Continuamente sacrifico parte de mi tiempo de clientes para hacer mis propios proyectos, por que “me los creo”. Lo complicado es que un empresario/emprendedor al que seguramente no conozco de nada sea capaz de convencerme de que su idea merece correr el riesgo. Para entendernos, precisamente si trabajo para clientes es para poder costearme mis propios proyectos. Me encanta mi trabajo, me gusta considerarme un buen profesional, pero nada da más satisfacción que los proyectos de uno mismo.
    – Tercero, se habla de buenos y malos programadores y quizá habría que hablar también de buenos y malos emprendedores…
    – Y, por último, el hecho para mí más importantes. Unos y otros somos personas. Y para que un trabajo entre personas funcione, tiene que haber química. Yo invierto mucho tiempo antes de empezar a trabajar con un cliente en asegurarme que nos vamos a entender. El tiempo me ha hecho aprender el perfil de cliente con el que me entiendo y con el que no. Y, sólo después de una relación profesional previa, se han planteado proyectos de colaboración de igual a igual. Las cosas buenas llevan su tiempo y para todo lo demás, pues mastercard.

    • jmbeas

      +1 Javier. ¡Muchas gracias!

  • Pingback: “El programador perdido”, en mi columna de Expansión » El Blog de Enrique Dans()

  • http://eduard.maeso.me/blog/ Eduard Maeso
    • jmbeas

      Oops! Fixed! Gracias!!

  • Pingback: El emprendedor perdido | Cachirulo Valley()

  • http://tuscerosymisunos.es Miki

    Hola José Manuel,

    Pongo un pequeño comentario en este conjunto de reflexiones sobre el programador perdido que habéis llevado a cabo E. Dans, D. Bonilla y tú mismo principalmente.

    Para empezar, decirte que me siento pelín dolido con el comentario de Indra, ya que es donde trabajo, y digo pelín porque entiendo perfectamente lo que quieres decir y lo compato: En Indra hay más programadores que quieren aprender PMP, ITIL o similar que Grails, Ruby o Node. Creo que sencillamente porque es la única manera de progresar económica y “socialmente” en la empresa (ya sabes o pasas a gestión o nada).

    Y coincido plenamente con David cuando critica la estructura del mercado informático español: las grandes consultoras trabajando para grandes clientes. En mi opinión esto tiene que cambiar antes o después, porque no es sostenible.

    Un motor importante en ese cambio pienso que pueden ser las “pequeñas” empresas con ganas de hacer las cosas bien, empresas como las que Autentia, KinkingPaths o Paradigma. No todos pueden, saben o quieren montar su propia empresa.

    Buf, paro ya que esta quedando muy largo el comentario, aunque podría seguir charlando del asunto largamente…

    • jmbeas

      Hola Miki,

      Gracias por tu comentario y disculpas por si a ti o a cualquiera de tus compañeros de Indra le ha molestado mi comentario. Aunque no me puedo retractar porque es lo que pienso. Ya lo he explicado en otras ocasiones, como en la charla que di el año pasado en Castellón (min 30): el modelo de desarrollo de software de factoría no me gusta, entre otras cosas por lo que resaltas, no es sostenible.

      La raíz del problema, y es de donde surge todo este revuelo, es de la afirmación (que comparto 100%) de @BernieHernie: “Hacen falta más ingenieros”. Porque está claro que hacen falta más emprendedores, pero los emprendedores de nuestra época debemos tener conocimientos técnicos. Y para eso también los técnicos nos tenemos que sacudir esos miedos e inseguridades (o buscar aliados con los que complementar nuestros déficits).

      ¡Sí, da para mucho!

  • Jorge

    Buen artículo. Además, me resulta fascinante la cantidad de páginas, eventos y socialización de los programadores. Me resulta fascinante porque no tengo tiempo de acudir a ninguna de estas comunidades, o ni siquiera de escribir un blog: simplemente paso todo el tiempo escribiendo código. Me gustaría llegar de rebote, igual que hoy, a algún sitio donde se escriba sobre mi especie, el programador aislado. Y esa voz interior que todos tenemos y a la que muy pocos hacemos caso me dice que debería intentar abrirme al mundo para progresar en mi trabajo (programador autónomo).

    Nos vemos entre montañas de código.

    • jmbeas

      Hola Jorge,

      Gracias por tu comentario. Permíteme un consejo. Sal un día (sólo un día) y vente a uno cualquiera de los eventos. Resérvate un día al mes o un día cada dos meses. Poco a poco verás que abrir las ventanas de tu día a día te ayuda a tener una visión diferente de las cosas. Un programador aislado termina muriendo porque le es mucho más difícil ver venir los cambios. Cuídate (profesionalmente hablando) y vente a cualquiera de estos eventos.

  • Pingback: Yo he trabajado con muchos programadores españoles y buenos | Vanessa Ramos – Cosas que pasan()

  • Pingback: Codegeist: mas allá de hackathones, katas y weekends | Bonillaware()

  • Pingback: » Codegeist: mas allá de hackathones, katas y weekends Pablo Gallego Falcón()

  • Pingback: sobre #debate10 de desarrolladores y emprendedores()

  • Pingback: Noticias de tecnología, blog Tecnológico()

  • Pingback: Emprendedores y desarrolladores juntos en #debate10 | La Pastilla Roja()

  • Pingback: #debate10: Una oportunidad para una nueva cultura | Se hace camino al andar…()

  • Pingback: ¿Emprendedores vs desarrolladores? | Eduardo Millán()

  • Pingback: Yo soy el programador perdido « format internet:()

  • Pingback: ¿Hay algún programador en la sala? « TU BARRA LIBRE()

  • http://tubarralibre.wordpress.com Sebastián Castillo

    Hemos publicado un artículo sobre “El Programador Perdido” y toda la polémica que le rodea.
    ¿hay algún programador en la sala?
    http://tubarralibre.wordpress.com/2012/07/05/hayalgunprogramadorenlasala/