Consejos para un programador pragmático (2 de 70)

Nuevo intento de revitalizar este blog y mantener un poco de ritmo de publicación. Ahora mismo estoy por una parte ocupado en mi, de momento, infructuosa búsqueda de empleo, y por otra estoy sacando ratitos (pocos de calidad, la verdad) para hacer un pequeño proyecto personal con el que ponerme al día en los asuntos prácticos del cloud computing, las bases de datos no relacionales y lenguajes dinámicos. La Conferencia Agile-Spain 2010 tampoco ha resultado para mi como yo esperaba. Y llevo semanas dándole vueltas a cómo transformar agilismo.es es una comunidad de artesanos del software. Demasiadas cosas en la cabeza. Ya lo sé. Mucho ruido y pocas nueces. Ya lo sé. Quizás porque no he conseguido instalarme en costumbres sanas como “un ritmo sostenible”, lo cuál indudablemente ayuda mucho a obtener resultados (mejores o peores, pero todo es mejorable, ¿verdad?) y a tener tiempo para pensar y, consiguientemente, mejorar. De alguna manera, de eso va el consejo número 2.

CONSEJO #2

¡Piensa! En tu trabajo.

[Think! About Your Work]

Este consejo en el contexto del libro quizás no parezca más que un gancho para que el lector se sienta un poco “obligado” a seguir leyendo. Pero en la explicación que dan los autores está la idem. Pensar en tu trabajo, en lo que representa para ti, en lo que estás dispuesto a hacer para mejorar en él, es en sí misma una actividad difícil y que, para hacerla bien, nos exige mucha transparencia con nosotros mismos. Eso no todos estamos dispuestos a hacerlo. Al menos no siempre. Los autores nos piden que, además de hacer este esfuerzo, nos comprometamos a hacerlo de manera constante. Visto así, mejor me voy a ver a la tele (que con un poco de suerte el dichoso pulpo dice que la selección española gana el Mundial de fútbol). 🙁 ¡Meeec! ¡Error! Bueno, al menos si quieres ser bueno en tu trabajo, tenemos malas noticias para ti. La fama cuesta, y aquí vais a empezar a pagar, con sudor.

  • Pingback: Tweets that mention Se hace camino al andar… » Blog Archive » Consejos para un programador pragmático (2 de 70) -- Topsy.com()

  • No desesperes. Todos tenemos una “racha” en la que todo parece superarnos, y todo esfuerzo que hagamos parace fútil e infructuoso. Pero cada semilla plantada es una probabilidad más. Aunque vivamos un verano largo y seco, la semilla está ahí, y cuando llegue la primera lluvia, alguna semilla seguro que germinará.

    El consejo es bueno, pero en el escenario ideal. Piensa en tu trabajo, porque estás entusiasmado, motivado y te gusta. Es una elección personal, y es una de las experiencias más productivas y satisfactorias que existen (en este contexto).

    En mi caso particular, en estos momentos, la crisis ha obligado a las empresas a ajustar plantillas, tarifas e incluso tipos de proyectos, y un afortunado como yo, aún en activo, he de soportar un trabajo que no aporta nada personal ni profesional (al menos en mi caso), y mi termómetro de motivación está en su punto más bajo. Si tuviese otro tipo de proyecto con un reto importante, desde luego, el consejo es válido.

    Por último, me gustaría ayudarte y colaborar en ese proyecto de agilismo-artesanía del software, siempre que mi escaso tiempo lo permita.

    • jmbeas

      Hola Rafael,

      Muchas gracias por tus palabras.

      Me gustaría sin embargo comentar algo que dices porque es justamente algo que no termino de aceptar y menos en tiempos de crisis:

      la crisis ha obligado a las empresas a ajustar plantillas, tarifas e incluso tipos de proyectos, y un afortunado como yo, aún en activo, he de soportar un trabajo que no aporta nada personal ni profesional (al menos en mi caso), y mi termómetro de motivación está en su punto más bajo.

      ¿Dónde está la mejora productiva si los profesionales están poco motivados? ¿Acaso nadie se ha enterado aún que no saldremos de la crisis compitiendo en precios? ¿Alguien les ha dicho a los de la CEOE y a los sindicatos que en China, India, etc. producen más rápido y, sobre todo, más barato que nosotros? ¿Para cuándo van a dejar el empezar a promover EN SERIO que sea posible que nazcan pequeñas empresas de garaje que sean capaces de innovar y encontrar caminos nuevos. Si toda la innovación tiene que quedar en manos de las grandes industrias tradicionales (por mucho que el sector energético esté teniendo éxito), vamos apañados. No creo que Repsol, Iberdrola, etc sean capaces de generar 4 millones de empleos con esto de las energías renovables…

      Perdón si parezco un poco decepcionado, pero el hecho es que me resulta muy triste ver que los españoles sólo nos echamos a la calle cuando gana nuestro equipo de fútbol. 🙁

      ¡A por ellos! 🙂

  • Johnson

    Es triste ver como la denominación de “Artesanos de software” que me creía haber inventado, ya estaba en uso y circulación. Aunque mi idea conlleva cierta retranca, la artesanía de software para mi es un conjunto de procesos que son contrarios a llevarte a la ingeniería de software. Alguna vez, cuando me preguntan por la profesión, me quedo con ganas de soltarlo, a ver que cara pone el otro…pero prefiero no perder todo el crédito de persona seria ya de entrada.
    Saludos

  • jmbeas

    Bueno, Johnson, en cierto modo no es que estés tan desencaminado. El movimiento de “artesanos del software” viene a reivindicar que, efectivamente, no todo puede ser un proceso industrial donde los programadores son reemplazables y donde no se tiene en cuenta que se trata de un trabajo intelectual. Este movimiento se centra en la figura del programador como en alguien autoexigente que, mediante el entrenamiento constante, va mejorando continuamente en su profesión. Quizás si en vez de enfocarte en la parte negativa de la preocupante falta de preocupación por nuestra profesión lo haces en la parte positiva que representa la defensa activa de la misma con una serie de valores por delante, quizás así no tengas que quedarte con las ganas… 🙂

    Si te interesa tener mejores argumentos, te recomiendo esta entrevista a Robert C. Martin (UncleBob) recogida en el blog artesanos.de/software