Informática Profesional

Por fin tengo en mis manos el libro de Roberto Canales, Director General de Autentia. Se titula “Informática Profesional” y es un pedazo de libro. No sólo por sus 548 páginas, sino por todo lo que lleva dentro. Debería ser un libro de texto obligado en las universidades por todo lo que de transmisión de experiencia hay en él. Roberto retrata nuestro sector de una manera amena y didáctica. ¿Qué más se puede pedir? Pues si además le pides que dé consejos prácticos, que haga autocrítica y que tome partida, pues también.

Además, se puede leer a varias velocidades. Las excelentes ilustraciones de Jorge Crespo en formato cómic hacen que puedas hacer una primera lectura en “modo tebeo” (con breves incursiones al texto) y luego, más reposadamente leer todo el texto, que es mucho y con consejos muy sabios.

Reconozco que aún no lo he leido completamente, ni tan siquiera a velocidad “tebeo”. Me he quedado justamente antes de empezar el capítulo 5 “Vender Tecnología”. Pero he echado un vistazo en profundidad al índice y ojeado algunos capítulos que me resultaban especialmente interesantes (como el de “Metodologías”, claro), y creo que, como dice Jorge Crespo en la penúltima página:

Guarda bien este ejemplar. ¡¡Será la revolución del conocimiento empresarial!!

Estamos a punto para el Agile Open Spain 2009, que será mañana por la tarde y…

¿¿Mañana por la tarde?? ¡¡Maldita sea!! ¡¡Y todo lo que me queda por hacer todavía!!
Lo siento, os tengo que ir dejando…

Por cierto, y a propósito del Agile Open, me ha gustado mucho el cómic de la página 123. ¡Ah! Os lo tendréis que comprar… Sólo os daré una pista… 🙂

Enhorabuena, Roberto. Y muchas gracias. De mayor quiero ser como tú (bueno, puestos a pedir, un poco más guapo) 🙂

Tagged:
  • Angel

    Lo estoy leyendo y me está gustando mucho. Muy al grano y con verdades como puños. Un montón de experiencia con muchas lecciones aprendidas que pone a nuestra disposición. Te pasas todo el libro, aun no le he terminado, pensando ¡qué razón tiene! y cabreándote porque siendo tan evidente lo que NO hay que hacer tantos se empeñen en darse contra la pared una y otra vez, una y otra vez.