Liderar mediante el ejemplo (fe de erratas)

Vaya, parece que en mi anterior artículo, en el que ponía en un pedestal a mi venerado Martin Fowler, cometí dos errores y tengo que solucionarlos.

El primero era de esperar: resulta que el libro donde leí aquella anécdota sobre Fowler no era de Kerievsky. El mismísimo Fowler (creo que aún nuestra incipiente amistad no me permite tutearlo y decirle Martin) me puso en la pista de que se trataba de algo que en algún momento había citado mi otro admirado programador: Kent Beck. Vaya, entonces recordé que mi “a veces maestro” Xavi Gost me pasó hace un par de años un PDF titulado “Reluctant Leader, Reluctant Follower” que me resultó muy inspirador. Pero como no sabía de dónde lo había sacado y aquello era apenas un borrador, le pregunté a Google. Pero no hubo manera de encontrar el dichoso PDF. Así que le he preguntado al mismísimo Beck si me podía pasar un enlace a dondequiera que tuviera publicada aquello.

Y me contestó:

Jose,

I just looked at that manuscript. Yuck! I wouldn’t write anything like that today. However, it’s out there so I’ll pass along my copy.

Regards,
Kent

Pero resulta que su copia es más vieja que la mía, así que he decidido publicar la que yo tengo y compartirla con vosotros (y con el resto del mundo gracias a Google, claro).

Bueno, todo esto para confirmar que los años no pasan en balde y que debo pedirle urgentemente a Los Reyes una Nintendo DS para jugar a eso del Brain Training. 🙂

El otro error es aún más decepcionante. Resulta que al preguntarle al Sr. Fowler acerca de la anécdota de la que él es protagonista, también le comenté su manera de “forzar amablemente” que todos se levantaran. Pero resulta que alguien les pasó una nota pidiendo que se levantaran para hablar y él simplemente fue el primero.

Ah you couldn’t hear the fact that someone asked us to. I was just the first to go after the request.

Martin Fowler
http://martinfowler.com

¡Maldita sea! Para una vez que “me carteo” con Martin Fowler y hago el ridículo. He debido parecerle un “fan adolescente”, pero bueno, es lo que tiene poner a alguien en lo alto de un pedestal. 🙂

Bueno, al menos os recomiendo (también como lectura veraniega) esta obra “repudiada” de Kent Beck de apenas 34 páginas sobre liderazgo pero destinada a aquellos que realmente sentimos que no hemos nacido para ser líderes pero que tenemos que convivir con el hecho de que tarde o temprano tendremos que serlo (aunque sea sólo un poquito).

Actualización:

Disculpad por no haber comprobado los enlaces a “Reluctant Leader, Reluctant Follower”. Ya están los correctos.

Tagged:
  • semurat

    Hola José Manuel,

    he intentado descargar los dos documentos que citas con los enlaces que has puesto y no consigo descargar ninguno…¿podrías hacérmelos llegar?

    Me ha picado la curiosidad tras leer tu entrada en el blog.

    Gracias y un saludo

    Jorge

  • Jose Manuel Beas

    Muchas gracias a todos los que me habéis señalado el error en los enlaces. Lo cierto es que no los comprobé. Confié en que estaban bien, pero no los comprobé.

    El nuevo está comprobado, ahora sí.

    Y es… éste. 🙂

    Disculpad las molestias. Espero que por lo menos os guste esta lectura tanto como a mi.

  • Jorge Uriarte

    jeje, yo intento tener siempre muy presente esta cita de Bob Dylan: "Don't follow leaders, watch the parking meter"

    Aunque si luego me paro a pensar lo que puede significar… me vienen también estas escenas de la Vida de Brian:

    http://montypython.50webs.com/scripts/Life_of_Brian/18.htm

    http://montypython.50webs.com/scripts/Life_of_Brian/19.htm