Qué quiero ser de mayor

Hace un año aproximadamente que estoy desempleado, en parte por voluntad propia, entre otras razones porque en otoño nacía mi segundo hijo. Ya desde el principio había tomado la decisión de tratar de aprovechar todo el tiempo posible en mejorar mi formación (he leído mucho, menos de lo que me hubiera gustado, he hecho el curso de Scrum de Angel Medinilla y he asistido, también pagando, a una charla que Udi Dahan vino a dar sobre SOA), rellenar mi caja de herramientas y hacer un esfuerzo para que el agilismo en España “saliera del armario”.

Pero claro, en esto que nos enteramos de que había llegado una crisis planetaria. Así que tomé la decisión de retrasar un poco más mi reincorporación al mundo laboral. No está mal: llevar a los niños al cole, recogerlos, cuando están malitos quedarme en casa todo el día con ellos, poner lavadoras, tender, recoger y planchar… Demonios, ¡no tengo tiempo para rellenar la dichosa caja de herramientas! 🙂 Bueno, me ha servido para buscar maneras de ser más eficiente en mi gestión del tiempo. He descubierto técnicas como los pomodoros o GTD. Otra cosa es que sea capaz de llevarlas a la práctica con regularidad.

He seguido involucrado (aunque un poco más de lejos que al principio) en la evolución de Concordion, por ejemplo, he conseguido simplificar el proceso de publicación de las nuevas versiones en el Repositorio Central de Maven. Desgraciadamente, tengo pendiente resolver un defecto que identificamos hace mucho tiempo ya.

Pero, sobre todo, en estos meses he podido emplear mucha energía en potenciar Agile Spain:

Ha sido está siendo muy gratificante, tanto que incluso me está abriendo nuevas posibilidades profesionales que no me había planteado antes.

Pero incluso he podido sacar algún “tiempo extra” para participar en alguna lista de correo sobre TDD, dejar algún comentario en varios de los blogs que sigo habitualmente e incluso para jugar con Dokuwiki para prototipar un pequeño ecosistema ágil en mi portátil nuevo (al que debo reconocer públicamente que he cometido el pecado, una vez más, de dejar el Windows que traía instalado… y en el pecado está la penitencia: es Windows Vista). 🙁

Bueno, el caso es que el tiempo que me había dado para este “año sabático” está llegando a su fin. Mi objetivo personal e ineludible es dar respuesta durante estos dos próximos meses a la pregunta “¿Qué quiero ser de mayor?”. No es broma, a pesar de mi edad, ésta no es una respuesta fácil. Especialmente porque me gustan muchas cosas. Pero como me dijo mi amigo (y algunas veces maestro) Xavi Gost, tienes que elegir entre “lo que te gusta”, “lo que haces bien” y “lo que puedes aportar/vender mejor”.

Así que, a punto de irme de vacaciones, estoy en pleno proceso de introspección para averiguar cuáles son mis fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. El resultado de esto será decidir, entre otras cosas,

  • si me quedo en España o me marcho al extranjero,
  • si aceptaré un puesto incompatible con mi vida familiar o no,
  • si aceptaré un puesto bien retribuido pero en un entorno hostil (o desmotivado, que no sé qué es peor), es decir, todo un reto, o por el contrario,
  • si aceptaré un puesto mal retribuido, pero en un entorno ágil, con los recursos necesarios, rodeado de excelentes profesionales de los que aprender mucho, en definitiva, un entorno favorable,
  • o si finalmente renuncio a ser un técnico y me dedico a mejorar la eficacia de equipos de desarrollo (que es lo que más me motiva y, modestia aparte, creo que se me da bien)
  • o incluso si me paso finalmente al “bando” de los “gestores de recursos” 🙂

Respecto a lo de ocupar un puesto “transversal” a modo de “pegamento” entre los técnicos y la dirección, ¿hay sitio hoy día en las empresas y departamentos de desarrollo de software de España para roles así, que no son directamente productivos porque no se les puede medir por líneas de código producidas a la semana? Quizás la respuesta no sea ni que sí ni que no, sino todo lo contrario. 🙂 Es posible que deba ofrecerme como un técnico (que dará líneas de código todas las semanas) pero que además ayudará a mejorar el proceso de desarrollo de software. Mmmm, esto me suena… demasiado… 🙁

En fin, después de esta catársis, me siento más liberado (creo) y, quién sabe, quizás alguno de vosotros haga algún comentario que me ayude en mi reflexión…

P.S.
Por cierto, aún no me voy de vacaciones. El martes estaré en la próxima reunión del grupo local de Agile Spain en Madrid donde hablaremos de “Pruebas” y de “Historias de Usuario”. Si alguno se quiere acercar a las instalaciones de IPSA, compartir con nosotros un par de horitas… luego nos podremos tomar unas cañitas y charlar un rato más.

P.S.2
Sí, la foto que ilustra este “post” es de mi segundo hijo, Adrián. Pero no sé de qué os sorprendéis, la de la cabecera del blog es la de mi primer hijo, Pablo, hace unos cinco años. 🙂

  • Jordi Coll Corbilla

    Hola,
    hace tiempo que sigo tu blog y para que te ayude en tu reflexión, pienso que las empresas aún no están preparadas para el desarrollo ágil. Como tu dices, prefieren gente que solo pique código y que sea de alguna manera productiva. Al igual que tu, estoy viciado al AGILE, al pensamiento pragmático y a la mejora de la calidad del software. Mi solución: ir al extranjero. He visto muchas ofertas de trabajo, buenas y bien pagadas. Pero hay que estar dispuesto a irse!.
    Muy bueno el blog!.

    Jordi coll corbilla
    http://thundaxsoftware.blogspot.com/

  • Jose Manuel Beas

    Muchas gracias, Jordi

    Te agradezco tanto que sigas mi blog como que te tomes tu tiempo en escribirme.

    La verdad es que yo he tenido la oportunidad de trabajar en el extranjero (nunca en períodos demasiado largos) cuando era más joven (sin preocupaciones ni obligaciones familiares) y fueron siempre experiencias muy enriquecedoras, tanto personal como profesionalmente. Pero también te digo que, como en España, no todo lo que relucía era oro. 🙂

    Pero no descarto la posibilidad. De hecho, la tengo muy presente. Pero se tienen que dar las condiciones adecuadas, claro.

    Por cierto, he echado un vistazo a tu blog y he visto que estás interesado en Concordion. En cuanto pueda te dejaré un comentario en tu artículo. 😉

    De nuevo muchas gracias,
    JMB

  • jcesarperez

    Qué casualidad José Manuel, a mi ultimamente también me está dando por replantearme mi futuro. No sé si será el calor o los 30. Quizás ambos.

    Creo que debes decidir el mínimo de salario que necesitas cobrar y si puedes moverte de "casa" por temporadas largas. En mi caso ambas respuestas me han llevado a quedarme donde estoy. Al menos hasta el año que viene.

    De todas formas yo tampoco creo que el extranjero sea El Dorado. Si algo estamos aprendiendo ultimamente es que fuera también hay corruptos, sinverguenzas, gándules, inútiles, etc.

    Respecto al tipo de rol que quieras realizar, lo más importante sería decidir si quieres escribir código o no.

    Ánimo y no le des mucho al coco.

  • Jose Manuel Beas

    Antes que nada, Julio, muchas gracias por tu comentario.

    En realidad, mi reflexión es más la conclusión de un camino que empecé hace cosa de un año, que en principio iba a ser más corto y donde las opciones de salida eran menos.

    El problema es que con esto de Agile Spain y Concordion estoy viendo que hay varias opciones que no había contemplado en un principio y que, sinceramente, me parecen muy atractivas.

    Así que lo que hace seis meses podría haber decidido simplemente refinando un poco el CV, añadiéndole el curso de Scrum y dejándome llevar por las ofertas que me pudiera ofrecer el mercado local (me refiero a las empresas de Alcobendas o cerca de Alcobendas), pues ahora se me ha complicado un poco. Entre otras cosas porque he conocido a mucha gente, he reflexionado sobre mi propia naturaleza y he visto que no todo lo que antes creía que hacía bien (o mal) era tan bueno (o malo). Y he llegado a ese punto en el que debes decidir, de verdad, qué es lo que quieres ser de mayor (porque creo que ya, en cierto modo, soy mayor). Je, je, por lo menos soy mayor que tú. 🙂

  • Pablo

    Buenas José Manuel,

    Aunque he visto muchas veces tu blog, (en tiempos de Degesys) es la primera vez que te escribo un comentario (aunque algunos dijeran lo contrario 🙂 ).
    Estaba viendo unos artículos que pusiste de DDD muy interesantes y los de refactoring porque me he empezado a leer el libro (1 año despues de que me lo recomendaras jeje) 😀 y he tropezado con este artículo.

    Antes de nada, decirte que sea cual sea tu elección, espero que te vaya muy bien y desearte mucha suerte, ya que la tarea es bastante complicada.Pero bueno me alegro que al menos este año te haya resultado productivo, estoy seguro que la caja de herramientas la tienes muy bien cargada.

    Yo este año no he podido sacarle tanto jugo, aunque si que me inicié en el método GTD que voy aplicando torpemente (solo en casa claro), si te interesa el tema, te recomiendo http://thinkwasabi.com/.

    Lo dicho, mucha suerte, felices vacaciones y un saludo y un abrazo para ti y para toda tu family!

    P.D: Le mandase también un saludo a Xavi Gost de mi parte, aunque no pude llegar a ver su "kung-fu" , ese negro sabía de lo que hablaba :).

  • Jose Manuel Beas

    Muchas gracias, Sr Navais 😉

    Ya me gustaría que mi caja de herramientas estuviera la mitad de cargada que la de Xavi, pero ahí andamos, andando el camino… 🙂

    Yo también te recomiendo otra parecida sobre GTD (aunque creo que un poco mejor, en mi modesta opinión). Y si puedes en el trabajo, comienza a aplicar los pomodoros, te quedarás sorprendido de cómo mejoras tu productividad. Léete el librito en un ratillo y verás.

    Y si te animas a unirte a los agilistas, esta misma tarde tenemos la tercera reunión del grupo local de Agile Spain en Madrid.

    Un abrazo,
    JMB

  • Joserra

    Hola JMB!

    bueno, creo que la gente inquieta no deja nunca de pensar en su futuro "cuando sea mayor". Por un lado es un poco estresante, pero el buscar nuevas puertas siempre abre nuevos caminos, y es más apasionante.
    Seguro que encuentras tu camino, a mi me parece que estás dando pasos muy claros, solo te falta averiguar hacia donde. Suerte!