No estoy solo

Cuando hace ya casi 8 meses que abandoné Degesys, recibí un correo de un tal Herme García que me daba ánimos y que me invitaba a tomar un café. Yo no lo conocía de nada pero resulta que sigue habitualmente este blog. Hombre, la verdad es que me sorprendió bastante. Pues bien, hoy he estado en las oficinas de Peoplecall, aquí en Alcobendas, invitado por Herme para tomar ese cafelito.

Unas oficinas pulcrísimas y un ambiente de trabajo muy agradable. Y mis anfitriones una gente muy amable y con los que he congeniado muy bien. Me invitaron a un “nespresso” con leche muy rico: nada de esos cafés molidos que parecen “aguachirri“. Ya sabéis, la primera impresión es muy importante… 🙂

Herme se autodefinía como informático vocacional (a pesar de ser “teleco”), que defiende el aspecto artístico (yo prefiero decir artesanal) de nuestra profesión. Y efectivamente, se le ilumina la cara cuando me explica algunos problemas que durante estos años le han surgido y que quedan lejos del típico CRUD (“altas, bajas, modificaciones y listados”) al que desgraciadamente solemos empujar a los usuarios de nuestras aplicaciones. También me comentó cómo después de asistir al curso de Scrum que impartió Ángel Medinilla en Barcelona, dieron la vuelta “como un calcetín” a un proyecto y consiguieron que fuera todo un éxito. Escucharon a los usuarios y se dieron cuenta de que el enfoque “ingenieril” era inadecuado. Escucharon a los usuarios y consiguieron enfocarse hacia el éxito del proyecto.

Lástima que Hacienda haya perdido mi declaración del año pasado y tuviera que irme tan pronto. Probablemente siguieramos charlando todavía a esta hora… 🙂

Muchas gracias, Herme. Creía que estaba solo, pero resulta que hay más “informáticos vocacionales”.

  • Herme Garcia

    Hombre!, pues muchas gracias, me alegro que de la impresión que te hemos dejado … la verdad es que ha sido una charla muy agradable… y espero que continúe …

    Un abrazo

    Herme

  • plunchete

    Creo que hay unos cuantos informáticos vocacionales (no tantos como debería haber), con los cuales da gusto hablar y compartir cosas, ver su pasión cuando hablan de su trabajo que además es su hobby.