Iteración extrema

En la empresa para la que trabajaba antes se barajó durante un tiempo la idea de hacer iteraciones muy, muy, muy cortas (estamos hablando de 1 ó 2 días). Afortunadamente la idea no llegó a ponerse nunca en práctica, sobre todo porque no se daban las condiciones para ello. Sin embargo, posiblemente sí fuera factible si las condiciones fueran las adecuadas (p.ej. si el proyecto consistiera simplemente en una modificación o resolución de un defecto de una aplicación muy madura). Recordemos que el resultado de cada iteración debe ser siempre un producto final que haya pasado todos los criterios de aceptación y en esa definición encajan perfectamente este tipo de (digamos) “mini-proyectos”.

Tagged: