La importancia del kick-off

Estas últimas semanas estamos dándole una vuelta de tuerca a nuestra propia interpretación del agilismo y hemos impuesto lo que conocemos internamente como “iteración extrema”, que consiste (simplificando mucho) en planificar iteraciones de una semana. Sí, sí, de una semana. Bueno, realmente lo que estamos haciendo es aplicar muchas técnicas de SCRUM, pero adaptando todo a nuestro propia idiosincrasia.

En este contexto, el pasado lunes hicimos en mi proyecto el kick-off de la iteración correspondiente a esta semana; pero lo hicimos tan mal que nuestro coach, Xavi Gost, nos hizo repetirlo: no habíamos definido claramente las historias de usuario, ni estimado tareas…aunque eso sí, nos habíamos puesto fechas (pero ni una estimación en base a tareas). Total, que había sido un desastre. De hecho, la mayoría del equipo no tenía demasiado claro qué tenía que hacer.

Afortunadamente, en la repetición estuvimos asesorados y puedo asegurar que es una experiencia muy gratificante salir de una reunión como ésta porque lo haces perfectamente enfocado y con una gran seguridad en ti mismo y en tus propias posibilidades de éxito: sabes que los objetivos que te has marcado son factibles, lo cuál no es ninguna tontería..

Tagged: